Seleccione su idioma
  • Deutsch

    Sämtliche Inhalte auf der CPN-Website sind auf Englisch verfügbar. Einige Inhalte, wie z. B. Produktbeschreibungen, aktuelle Produkteinführungen und einige technische Artikel, sind ebenfalls auf Deutsch, Spanisch, Französisch, Italienisch und Niederländisch erhältlich. Wählen Sie in der Liste oben Ihre Sprache aus, damit sämtliche darin verfügbaren Inhalte automatisch entsprechend Ihrer Wahl dargestellt werden. Ansonsten wird als Standardsprache Englisch verwendet.

  • English

    All content published on the CPN website is available in English. Some content – such as product descriptions, recent product launches and some technical articles – is also available in German, Spanish, French, Italian and Dutch. Choose your language from the list above and all content that is available in your language will automatically be displayed in your language, otherwise the default language will be English.

  • Español

    Todo el contenido publicado en la página web de CPN está disponible en inglés. Parte del contenido –como descripciones de producto, lanzamientos recientes de productos y algunos artículos técnicos– también están disponibles en alemán, español, francés, italiano e holandés. Elija su idioma en la lista anterior y todo el contenido que esté disponible en su idioma aparecerá automáticamente en ese idioma, o , si no, en el idioma predeterminado que es el inglés.

  • Français

    Tout le contenu publié sur le site Web de CPN existe en anglais. Une partie du contenu (comme les descriptions de produit, les lancements récents de produit et certains articles techniques) est également publié en allemand, en espagnol, en français, en italien et en néerlandais. Choisissez la langue dans la liste ci-dessus, et tout le contenu offert dans votre langue s’affiche automatiquement ; par défaut, le reste s’affiche en anglais.

  • Italiano

    Tutti i contenuti pubblicati sul sito CPN sono disponibili in inglese. Alcuni contenuti come descrizioni di prodotto, lanci di prodotti recenti e alcuni articoli tecnici sono disponibili anche in tedesco, spagnolo, francese, italiano e olandese. Seleziona la lingua dall'elenco in alto e automaticamente si visualizzeranno tutti i contenuti disponibili in quella lingua; diversamente la lingua di default sarà l’inglese.

  • Nederlands

    Alle inhoud die op de CPN-website wordt gepubliceerd, is beschikbaar in het Engels. Bepaalde inhoud, zoals productbeschrijvingen, onlangs gelanceerde producten en sommige technische artikelen, zijn ook beschikbaar in het Duits, Spaans, Frans, Italiaans en Nederlands. Kies de taal uit bovenstaande lijst, waarna alle inhoud die beschikbaar is in de gewenste taal, automatisch in die taal wordt weergegeven. Anders is Engels de standaardtaal.

CPN

Mi romance con la fotografía ha significado una dedicación total y nunca he utilizado ninguna fórmula mágica.

Don McCullin


Don McCullin - Seeking the Light (En busca de la luz)

Cerrar

Acerca de la película

Cerrar

Don McCullin es uno de los mejores fotógrafos vivos del mundo y, por ello, es comprensible que también sea uno de los más solicitados. CPN ha tenido recientemente el privilegio de verse involucrado en un gran proyecto de cine con este gran genio de la fotografía pero, ¿cómo surgió la idea de realizar la película sobre el viaje de Don hacia el mundo digital? Steve Fairclough, editor jefe de CPN nos lo explica...

Fue un gran honor cuando CPN tuvo la oportunidad de reunirse con Don McCullin a mediados del año 2011, durante la resolución de la Beca Ian Parry. Desde su creación en el año 1990, Don McCullin ha apadrinado la beca creada en memoria del periodista gráfico Ian Parry, asesinado mientras trabajaba para el Sunday Times en diciembre del año 1989, cubriendo la caída del dictador rumano Nicolae Ceausescu. Ian Parry solo tenía 24 años.

La beca está destinada a ayudar a jóvenes fotógrafos para lograr que progresen en sus carreras y Aidan Sullivan (actual vicepresidente de fotografía para Getty Images), que trabajaba con Ian Parry en el Sunday Times y fundó la beca en su memoria, invitó a Don McCullin a apadrinarla. Gracias a que Canon es uno de los principales patrocinadores de la Beca Ian Parry, CPN consiguió una invitación para estar presente en la resolución del año 2011.

Durante el almuerzo de ese día, la conversación giró en torno a los proyectos en los que Don McCullin estaba trabajando en ese momento y a cómo había comenzado a experimentar con las cámaras digitales, incluida la Canon EOS 5D Mark II. Fue entonces cuando la idea comenzó a tomar forma: ¿y si CPN pudiera documentar el viaje de Don McCullin hacia el mundo de la fotografía con cámaras digitales?



Don McCullin pertenece, esencialmente, a lo que los británicos llaman "la vieja escuela", tanto en sus (impecables) modales, comportamiento y encanto como en su punto de vista profesional. Huye del mundo de los correos electrónicos y se comunica a través de cartas escritas a mano, aunque sí que ha sucumbido al teléfono móvil. Teniendo ese detalle en cuenta, intercambiamos varias cartas para averiguar si aún seguía interesado en adentrarse en "el mundo digital" y, de ser así, qué le gustaría fotografiar.

McCullin siempre ha sentido una gran atracción por todo lo romano – un hecho más que demostrado en su libro de 2010, "Southern Frontiers: A Journey Across the Roman Empire" (Fronteras del sur: un viaje a través del imperio romano) – y por fotografiar paisajes británicos (normalmente en blanco y negro). Por ello, la idea original era grabar a Don mientras fotografiaba el muro de Adriano en el norte de Inglaterra, preferiblemente con el paisaje nevado, ya que expresó la afinidad que sentía por el monumento que el emperador romano Adriano
había construido.

Como pasa con muchas buenas propuestas, la idea de grabar en el muro de Adriano no fructiferó, por una parte debido a que el tiempo no era el adecuado y, por otra, debido a la apretada agenda de Don McCullin, en la que figuraban, entre otras, dos importantes exposiciones de su obra en Londres; una en la Tate Gallery y otra, "Shaped By War" (Moldeado por la guerra), en el Imperial War Museum. También se habló de una segunda ubicación, la Isla de Skye frente a la costa de Escocia pero, de nuevo, los duendes de la organización y la oportunidad conspiraron para que el proyecto no progresara en esa dirección.

Finalmente, surgió una oportunidad a mediados del año 2012 en la que Don disponía de una semana libre en su agenda, en la que podía venir a la región de Languedoc-Roussillon, al sur de Francia, para fotografiar paisajes y descubrir más sobre la fotografía con las cámaras digitales de Canon. La región es montañosa; está llena de suaves colinas con viñedos y el cielo puede cubrirse con tormentas y tornarse maravillosamente negro y dramático en un solo instante: un escenario perfecto para la fotografía de paisajes.

Antes del rodaje, CPN sugirió que un buen compañero para que fotografiara con Don y le guiara a través del proceso digital sería Jeff Ascough, embajador de Canon que ha sido reconocido como uno de los fotógrafos de bodas más importantes del mundo, uno de los 10 mejores del mundo por la revista American Photo y uno de los cinco mejores del mundo en una encuesta
de la BBC.

A primera vista, la idea de unir a un conocido fotógrafo de bodas con un legendario periodista gráfico puede resultar bastante extraña, pero tanto Don McCullin como Jeff Ascough sienten un profundo amor por la fotografía de paisajes. Además, hace 20 años, cuando Jeff era sólo un estudiante de fotografía, estudió la obra de Don y por ello tiene sólidos conocimientos sobre su fotografía y siente una profunda afinidad por su trayectoria profesional y su estilo fotográfico. Después de que Don viera una muestra de parte del trabajo fotográfico de Jeff, estuvo de acuerdo en que fuera su compañero y ambos viajaron hacia el sur de Francia para el rodaje
de la película.



La película se rodó en Francia a lo largo de ocho días a mediados de junio del año 2012... y dio unos interesantes giros a lo largo del camino. Lo que inicialmente se pretendía que fuera una sesión fotográfica de paisajes, rápidamente se convirtió en una fascinante y efusiva mezcla de retratos, bodegones, reportajes y paisajes, con un ligero toque de competitividad entre Don y Jeff.

El rodaje también realzó otras facetas del carácter de Don y de su forma de trabajar. Tiene una sed insaciable por "conseguir la fotografía", una energía que oculta sus 77 años y una pasión por la fotografía que aún brilla con fuerza. La mayoría de las entrevistas a Don McCullin anteriormente publicadas retrataban un alma torturada y, aunque él admite abiertamente: “Soy oscuro, la guerra me hizo oscuro”, resulta ser una fascinante y compleja mezcla de genial anecdotista, caballero inglés e implacable profesional. También detesta que le encasillen en el papel de "fotógrafo de guerra", de hecho ha afirmado: “Me hace muy feliz que se me reconozca solo como fotógrafo”.

Don McCullin aún sigue haciendo fotografías con su cámara réflex digital de Canon EOS 5D Mark III y una gran variedad de objetivos EF de Canon. Jean-François Leroy (Director del festival internacional de periodismo gráfico Visa pour l’Image) ya ha desvelado que será el invitado especial de la 25º edición del festival que tendrá lugar en Perpiñán, Francia, en 2013. Por lo tanto, parece que a la historia del fotógrafo gráfico vivo más importante del mundo aún le quedan algunos capítulos por escribir…


Don McCullin - Una presentación digital

Cerrar

Presentación



Jeff Ascough - El "gurú digital"

Cerrar

Con más de 50 años de experiencia con cámaras de película, el viaje de Don McCullin hacia el mundo de la tecnología digital requirió de cierta ayuda y conocimientos digitales expertos. La ayuda llegó de la mano del embajador de Canon, Jeff Ascough, conocido como uno de los principales fotógrafos de bodas que, como Don McCullin, siente una gran pasión por la fotografía de paisajes.

Jeff comenzó su carrera a finales de los 80 con cámaras de película y, desde entonces, ha iniciado su propio camino hacia la fotografía digital, llegando a dominar el arte de la edición digital para sus clientes de bodas y para su obra personal de paisajes. Gracias a sus conocimientos tecnológicos y a que estudió la obra de Don durante su formación a finales de los 80, Jeff era la elección ideal para acompañar a Don y para guiarle en el mundo de la fotografía digital.

Jeff Ascough se ha ganado merecidamente el reconocimiento en todo el mundo por su asombroso estilo como fotógrafo documentalista de bodas, lo que le ha valido ser nombrado uno de los 10 mejores fotógrafos de bodas del mundo por la revista American Photo, pero a mediados de 2012 decidió enfrentarse a un nuevo desafío: ser el "tutor digital" de Don McCullin.

Jeff explicó: “Don era uno de mis héroes fotográficos cuando estudiaba fotografía: estaba Don, Cartier-Bresson, Gary Winogrand y un fotógrafo inglés llamado Raymond Moore. Estudié la obra de Don, no tanto su material de guerra, sino las fotografías de Bradford y las oscuras historias sociales que cubrió durante los años 70. He ido a sus exposiciones y he admirado sus obras a lo largo de los años, por lo que ha sido una gran influencia”.

Esta influencia y el conocimiento íntimo de la obra de Don McCullin suponían una gran ventaja para Jeff Ascough cuando se comenzó a preparar la sesión fotográfica de ocho días en la región Languedoc-Roussillon del sur de Francia. Jeff afirmó: “Cuando nos reunimos, le expliqué a Don que yo había pasado por el mismo proceso seis años antes. Yo venía de una larga trayectoria con película en blanco y negro, y sabía a la perfección lo que estaba haciendo con la película, la exposición, el revelado y la impresión. Por eso sabía más o menos por lo que estaba pasando Don”.

Jeff añadió: “Conocía su obra, los objetivos que le gustaba utilizar, el formato en que prefería fotografiar y la clase de cosas que le interesarían. Por eso, sabiendo lo que sabía sobre el perfil de Don, quería ajustarlo todo a sus preferencias para así facilitarle la realización de fotografías [digitales]”.

Tanto Don como Jeff trabajaban con las cámaras réflex digitales de Canon EOS 5D Mark III y, como Jeff conocía los objetivos que prefería Don, solicitó específicamente que en el equipo proporcionado para el rodaje se incluyeran los objetivos de focal fija con montura EF de 24 mm, 28 mm, 50 mm y 135 mm de Canon.

Como era de esperar en un fotógrafo tan prestigioso y con tanta experiencia, a Don apenas le costó hacerse con el control del equipo digital. Jeff afirmó: “Al segundo día ya estaba en marcha. Le preparé las cámaras y evité las complicaciones. Enfoque con el botón posterior y dos configuraciones ISO: 800 y 3.200. Obviamente, Don es un gran fotógrafo, por lo que da igual la cámara que utilice, se va hacer con ella rápidamente”.

Una vez que la sesión se puso en marcha, Don y Jeff abordaron una gran variedad de temas, incluido un día en el mercado de la ciudad de Bessan, paisajes cerca de las ciudades de Laurens, Roquebrun y Tarassac, y el impresionante acueducto romano de Pont du Gard, cerca de Remoulins. ¿Pero hubo algo de trabajar junto con Don McCullin que sorprendiera a Jeff Ascough?

Jeff rió: “¡Es muy competitivo! Cuando ya teníamos nuestras fotografías al final
del día, casi se podía sentir en el ambiente un poco de competitividad. Fue algo muy interesante y a la vez desenfadado. La pasión que aún siente Don por la fotografía es increíble, es muy adictiva. Su deseo de salir y tomar fotografías a una edad en la que la mayoría de las personas ya están jubiladas me sorprendió mucho. Es un fotógrafo "de verdad": no se conforma con trabajar en un solo género de fotografía. No importa si se trata de un bodegón, de retratos, de fotografía urbana o de paisajes, su pasión por salir y conseguir una fotografía era realmente increíble. Era como un soplo de aire fresco”.

Al final de cada día de rodaje, Jeff y Don trabajaban mano a mano en la producción de impresiones, con una impresora Canon PIXMA PRO-1, a partir de sus imágenes digitales. Jeff explicó: “La única cosa sagrada para Don ha sido su impresión y cómo produce las impresiones, por lo que lo más extraño para mí fue sentarme allí e imprimir sus fotografías después de haberlas retocado en el ordenador. Era surrealista, ni en un millón de años habría pensado que imprimiría las fotografías de Don McCullin. Poder trabajar con ellas [las fotografías] fue una experiencia increíble para mí”.




Jeff afirmó: “Don es completamente distinto a mí: cuando tengo que salir a un trabajo [de bodas], tengo que conseguir 200 fotografías en ocho horas, por eso intento buscar un nivel coherente de fotografía; deben ser de gran calidad. No suelo trabajar en torno a un tema para conseguir una sola fotografía, pero así es como trabaja Don, él desea encontrar esa imagen única. Cuando estábamos editando, en cuanto encontraba la imagen que quería, descartaba todas las demás. Sabía inmediatamente lo que le gustaba”.

Añadió: “El estilo de impresión de Don ha influido en el mío, particularmente en mi obra de paisajes. Su deseo por oscurecer los paisajes y destacar los cielos también está presente en mi obra, por lo que me resultaba bastante familiar", explicó Jeff.
“Me resultó bastante fácil acercarme a lo que yo creía que le gustaba; entonces Don me instaba a modificar partes de las fotografías con el ordenador. Lo más interesante fue que muchas de las imágenes que yo supuse que querría dejar en blanco y negro, las dejó en color”.

¿Y qué piensa Jeff ahora del rodaje? “Para mí, ha sido una experiencia que ha cambiado mi vida por completo. Aprendí mucho sobre cómo enfoca Don sus temas y cómo le gusta fotografiarlos; ha tenido un gran impacto en mi estilo. Don siente un maravilloso aprecio y comprensión por lo que fotografía, es casi compasivo. Nunca intenta humillar a las personas con sus fotografías, siente una gran humildad hacia los temas que desea retratar. Los recuerdos que guardaré con mayor afecto de esta experiencia, sin contar con la fotografía, serán su contagioso humor, sus historias y su ansias de vivir”.

Presentación



Película técnica - Mike Owen de Canon Europa explica el equipo

Cerrar

La cámara réflex digital de Canon EOS 5D Mark III utilizada en el rodaje cuenta con un gran número de importantes características, entre las que se incluyen una gama ISO de 100 a 25.600 como estándar, un sistema AF de 61 puntos, un inteligente sistema de medición iFCL con 63 zonas y un visor 100% para facilitar el encuadre. También incorpora una potente combinación de un sensor CMOS de formato completo de 22,3 megapíxeles y un procesador DIGIC 5+ que ofrece una increíble calidad de imagen y un rápido flujo de trabajo.

Mike Owen, Director de comunicación de imagen profesional para Canon Europe, explicó: “Don y Jeff han utilizado fundamentalmente una gama ISO de 800 a 3.200 para todas sus fotografías. La razón por la que son capaces de utilizar una configuración ISO superior es porque Canon ha rediseñado el sensor interno de la 5D Mark III asegurándose de que el diseño del pixel ha sido el más optimizado posible. Hemos hecho el área de fotodiodo lo más grande posible y las microlentes sin separación garantizan que se enfoque la luz en el sensor en todas las fotografías”.

Para asegurarnos de que Don contaba con un flujo de trabajo sencillo, Jeff Ascough, el "gurú digital" del rodaje, le configuró las cámaras EOS 5D Mark III. Jeff explicó: “Intenté mantener la configuración de la cámara lo más simple posible, sin llegar a ser ofensivo, pero teniendo en cuenta mis conocimientos sobre el perfil de Don y su forma de fotografiar. Pero evidentemente es un gran fotógrafo y lo entiende todo rápidamente”. Jeff configuró las cámaras réflex digitales 5D Mark III a 800 ISO para las sesiones de exterior y 3.200 ISO para las de interior, con el enfoque configurado en el botón AF-ON de la parte trasera de las cámaras (Don tuvo que adaptarse a ello ya que está acostumbrado al mundo del enfoque manual), dejando todo lo demás a los ojos y al instinto de Don McCullin. Hablando de las sesiones fotográficas con la EOS 5D Mark III, Don McCullin comentó: “Soy uno de esos "viejos dinosauros" que ha utilizado películas durante toda su vida y, de repente, me encuentro con toda esta tecnología en mis manos. Es fenomenal”.

Don afirmó: “Entrar en una habitación solía ser algo que me daba pánico cuando utilizaba películas. Me preocupaba la luz, ¿hay suficiente luz como para hacer una fotografía sin trípode? La mayoría de las veces, no la había”. Añadió: “Ahora puedo adentrarme casi en la más completa oscuridad con estas nuevas cámaras Canon y fotografiar con la luz de una vela si es necesario. Es extraordinario pensar que me he podido liberar del miedo que sentía al pensar si tendría suficiente luz”.

Don explicó: “Puedes coger cualquier imagen y ampliarla a tamaños enormes y el resultado seguirá siendo totalmente nítido. Me abre un mundo de posibilidades en muchas categorías, interiores, retratos, paisajes. Podía utilizar los objetivos más largos y encontrarme con conflictos. Ahora no habrá límite que me impida hacer nada… una vez que domine estas cámaras”.

El embajador de Canon, Jeff Ascough, que ayudó a Don McCullin a enfrentarse a todos los desafíos de la tecnología de las cámaras digitales durante el rodaje, fue quien eligió los objetivos para el proyecto. Jeff explicó: “Sabía que a Don le gustan los objetivos de 28 mm y de 135 mm, por eso pedí que al menos nos proporcionaran el nuevo [objetivo] EF 28 mm [de Canon] con IS [Estabilizador de la Imagen], debía tener un objetivo de 28 mm porque era al que estaba acostumbrado”.

Al final de cada jornada del rodaje de ocho días, descargaban las fotografías en un ordenador Mac de Apple y Jeff Ascough las editaba con el software Lightroom 4 siguiendo las directrices de Don McCullin, para después imprimirlas con la impresora PIXMA PRO-1 de Canon. Jeff explicó: “Anticipándome a lo que íbamos a hacer, configuré mis ajustes previos [de Lightroom] de modo que, con un solo clic, podía poner una imagen en blanco y negro y, con otro clic, podía oscurecer los bordes y aplicarle un poco de granulación. A continuación, tan solo teníamos que ajustar las sombras y el resto de elementos según nuestras preferencias. La idea fundamental era transformar la imagen RAW en una impresión acabada rápidamente”.

  • Canon EOS 5D Mark III

    Una increíble cámara réflex digital de formato completo con un sensor CMOS de 22,3 megapíxeles. Más información...

  • EF 24 mm f/2,8 IS USM

    Un rápido objetivo gran angular con un Estabilizador de la Imagen de Canon incorporado. Más información...

  • EF 28 mm f/2,8 IS USM

    Una excelente óptica gran angular con un mecanismo IS de 4 pasos. Más información...

  • EF 50 mm f/1,2L USM

    Un objetivo de focal fija de gran calidad con una abertura f/1,2 muy rápida. Más información...

  • EF 135 mm f/2L USM

    Un objetivo que destaca en los retratos y las fotografías de interiores con poca luz. Más información...


Desde su presentación en el año 2005, la serie EOS 5D de cámaras digitales SLR de Canon ha sido elegida como cámara principal por muchos periodistas gráficos de todo el mundo. Por lo tanto, era obvio que eligiéramos la última cámara de la serie EOS 5 – la cámara réflex digital EOS 5D Mark III de formato completo y 22,3 megapíxeles – para el legendario periodista gráfico Don McCullin en esta importante sesión digital.

Durante la sesión, tanto Don McCullin como Jeff Ascough utilizaron cámaras réflex digitales EOS 5D Mark III de formato completo de Canon, en combinación con los objetivos EF de Canon. Se utilizó una gran variedad de objetivos de focal fija y abertura rápida de Canon, especialmente el EF 24 mm f/2,8 IS USM, el EF 28 mm f/2,8 IS USM, el EF 50 mm f/1,2L USM y el EF 135 mm f/2L USM, para conseguir la máxima nitidez y un rendimiento óptico de la mejor calidad. Don también utilizó el EF 100 mm f/2,8L Macro IS USM (principalmente para los retratos), mientras que Jeff prefirió el EF 16-35 mm f/2,8L II USM con zoom y el EF 85 mm f/1,8 USM para numerosas fotografías.


Entre bastidores - Rodaje de "En busca de la luz"

Cerrar

En esta sección hemos incluido una presentación de algunas de las instantáneas hechas por el equipo durante el rodaje. También hemos enumerado las distintas ubicaciones que hemos visitado.

Ubicaciones

País: Francia
Región: Languedoc-Roussillon – Departamento de Hérault
Campamento base: Laurens

Ubicaciones del rodaje

Laurens | Narbona | Bessan | Bouzigues | Tarassac | Roquebrun |
Pont du Gard | Nimes

Presentación